Posts Tagged ‘pidemeuncuento’

Por fin! Primer recopilatorio de Pidemeuncuento.com

mayo 26, 2009

portada_pideme_webPor fin sale a la venta mi primer libro recopilatorio de la web Pidemeuncuento.com.

Son un total de 99 relatos que aparecen en la web, corregidos y editados para la comodidad del lector. Lanzado a través del servicio Bubok.es, tiene un precio de 15 € (estos manes se cobran 9) pero si todo va bien intentaré editarlo más barato.

Espero que los lectores de esta web lo compren, como todos aquellos que alguna vez me hayáis pedido un cuento, pues aparecen en el libro la mayoría.

De esta manera espero empezar a ser un escritor financiado directamente por sus propios lectores.

Podéis comprarlo haciendo clic aquí.

Renovación total

marzo 12, 2009

x-la-rueda-de-la-fortuna

Voy a cambiar totalmente Pidemeuncuento.com. A partir de ahora será, sobre todo, mi blog de escritor. Aquí es que puedo verter mi corazón en forma de escritura. Libre.

De momento mantengo el nombre de la página (pidemeuncuento), porque está circulando por la red desde hace tiempo y porque le tengo un cariño, qué se yo. Pero ahora Pidemeuncuento será mucho más. Será mi portal de conexión directa con mis lectores. Bajo WordPress se pueden implementar muchas tecnologías, servicios, etc… y creo que este canal me sirve.

Tengo muchas líneas lanzadas y no puedo seguirlas todas. Quiero publicar aqui algunos de los hilos que mi escritura está desenredando. Y seguiré escribiendo cuentos, claro, a quien me pida con interés. Un buen cuento es una eficiente medicina. O un alegrón envasado.

Mi arte es la escritura. Estoy en pleno crecimiento con ella. Es un don de Dios que me conecta cada vez más con el poder de la palabra. Y con mi poder. Es cuando uno se toma verdaderamente en serio que su poder se activa. La escritura es el arte (o el medio), pero mi verdadero poder es el amor. El amor incondicional por mis semejantes. Yo aspiro a morirme siendo todo amor. Y cuanto más me hago mayor y ‘maduro’, más claro lo tengo.

Lo que quiero decir es que, consciente de mi talento, si soy ‘escritor’ o no es lo de menos. Si tengo lectores o no es insignificante. Lo que importa es que pongo todo mi corazón al servicio de hacer de este mundo un lugar mejor. O de revelar lo maravilloso que es. A mí no me interesa la literatura porque sí. Me gusta el relato, la novela, el teatro… Pero ahora mismo sólo si sirve para algo. Para transformar el alma como mínimo. Traer la belleza y la sabiduría a este mundo sin parar. A mí no me interesa hablar de ninguna fantasía que no sea un camino para el alma. Ni novelas históricas ni cuentos ingeniosos para entretener algún intelecto engreído. Yo soy un narrador para personas que andan el camino del espíritu y del crecimiento. Un especialista si quieren.

Por eso Pidemeuncuento será la página vital de este escritor y su palabra. Al menos de momento.

Cuentos off the page

septiembre 22, 2008

Todavía no he resuelto mi relación con esta página. El caso es que actualmente escribo más y mejor que nunca pero Pidemeuncuento ya sólo me sirve como tarjeta de presentación. Le digo a la gente que se interesa por mi escritura: “Tengo una página de cuentos en internet”, pero la verdad es que está casi abandonada. Es como el hogar de la infancia.

Por otro lado, me resisto a que desaparezca.  No sé si es por no tirar el trabajo hecho, o porque realmente creo que la acabaré incorporando a mi vida cotidiana de escritor. En todo caso, nada puedo decidir mientras no lo sienta con certeza.

Seguiré llevándome por el impulso y escribiré los cuentos que tenga ganas en el momento, lugar y soporte que encuentre espontáneamente.

Como decía, estoy escribiendo mucho, y contando en vivo. Ya no necesito un escenario, porque tengo la confianza de hacer mi numerito en cualquier circunstancia y ante cualquier público. Y ya no son solo cuentos. Estoy embarcado en la escritura de dos novelas y algunos monólogos teatrales.

Ya sé que no puedo decir nada de ello hasta que no esté realmente acabado. Pero ese es precisamente mi objetivo. Que este año, antes de agosto de 2009, yo haya terminado una novela y representado dos monólogos. Es una meta.