Un par de cuentos más a la espalda

Estaba a punto de abandonar Pidemeuncuento -como casi todo lo que empiezo- y ya he escrito 3 cuentos nuevos. Si he hecho eso, quizá pueda escribir alguno más. Y luego otro, y así ir arrastrándome agónicamente con la imprecisa fe de que remontará el vuelo. Pero eso no es arrojar la toalla. Eso es arrastrarla sin soltarla.

Me pasa eso. Que me cuesta soltar las cosas. Y no sé si es porque no quiero que se vayan o porque lo deseo demasiado y no quiero que lo parezca.  Con Pidemeuncuento vivo días de cierta agonía. Fue una maravilla al principio, cumplió una misión conmigo. Pero ha terminado la danza de amor y ha llegado la hora del compromiso. COMPROMISO. Tengo un cuento que se titula así (en mi libro Arquitecturas Mínimas). Es la palabra del año. Comprometerse con pidemeuncuento me da miedo. Por un lado porque no quiero que me esclavice, ni que me condicione a escribir, ni escribirle a todo el mundo. Ni decirlo.

Por otro lado le veo un enorme potencial. Es una página mágica. Que bien cuidada, como una planta, puede ser una verdadera maravilla en internet. Una perla. Además me lleva por el camino de la escritura. Vaya, no lo había pensado. De hecho es mi autopista de la escritura. Sin Pidemeuncuento no estaría escribiendo nada.

En fin. Que esto del compromiso requiere tiempo, pero sólo para leer la lista de lo que tiene de bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: